Saltear al contenido principal

La comunicación en las prácticas de salud

— Publicación del 31 de mayo de 2018 —

Organizada por el Programa Dimensiones Socioculturales y Comunicacionales de la Salud (DISCOM) con el objetivo de pensar y debatir las relaciones entre comunicación y salud, se llevó a cabo la jornada “La comunicación en las prácticas de salud”.

La jornada contó con dos paneles a cargo de especialistas en la temática, que abordaron el tema desde lo conceptual y a través de la presentación de experiencias concretas. Del encuentro participaron estudiantes de las asignaturas Comunicación y Salud, Comunicación en instituciones de salud, y Salud y sociedad.

La vicedirectora del Instituto de Ciencias de la Salud Teresa Poccioni explicó que la idea de la jornada fue “fomentar en nuestros estudiantes, docentes y profesionales de salud la idea de incorporar los conceptos de comunicación que son fundamentales para pensar problemáticas vinculadas a la salud”.

Poccioni subrayó la necesidad de pensar la atención como un proceso de comunicación, cómo se comunican las organizaciones de salud o qué pasa con los medios masivos y las informaciones que circulan en torno a la salud, con el fin de “empezar a instalar el debate del cruce, para nosotros fundamental, entre comunicación y salud”.

Andrea Demasi, miembro de la Dirección de Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud de la Nación, tuvo a su cargo la charla titulada “Comunicar para qué: repensar el rol de la comunicación como una herramienta de gestión en la implementación de políticas públicas socio-sanitarias”.

Demasi propuso “repensar el rol de la comunicación en el campo de la salud, sobro todo en un contexto de desigualdad social creciente en la región, en el país y en el mundo, tratando de dar un espacio para repensar los determinantes sociales de la salud en la vida de la gente. Esto es, cómo nos afectan las condiciones de existencia, el acceso o no al ejercicio efectivo de los derechos de las personas y poder pensar la salud no como algo individual, biológico, sino como un proceso de salud-enfermedad desde lo colectivo”.

Hacia el final de la jornada se presentó la experiencia de trabajo denominada “Taller de comunicación de malas noticias. La influencia del lenguaje en el tratamiento del paciente”, a cargo de Rubén Bernardi, Nerina Marogna y Mariano Monti, integrantes del Equipo de procuración de órganos y tejidos para tratamiento de trasplante del Hospital El Cruce Néstor Carlos Kirchner.

“Nosotros tenemos como concepto que la comunicación es parte del tratamiento del paciente y de los familiares del paciente, y le damos una importancia central en ese tratamiento. Creemos que no solo tenemos que hacer la parte biológica, de diagnosticar o de aplicar terapéuticas que sean farmacológicas o instrumentales, sino que comunicarse es tan importante como eso“, expresó Bernardi.

Participaron en la organización de la jornada los integrantes del Programa DISCOM y docentes del Instituto de Ciencias de la Salud, Ianina Lois, Florencia Montori, Soledad Ramírez y Julio Longa.

Volver arriba